Resurgir ciudadano

RESURGIR CIUDADANO.

Por Pedro Ferriz de Con

22 de septiembre de 2017.

 

Reconstruirse es un proceso muy doloroso pero también esperanzador. Salir adelante de desgracias como las que padecimos el 19 de septiembre, una fecha doblemente trágica para los mexicanos, será algo que nos llenará de orgullo a todos. 

El dolor que nos embarga a los habitantes de la Ciudad de México, Morelos, Puebla, Estado de México y Guerrero ha estado acompañado por el orgullo de miles de voluntarios que acudieron a los lugares de desastre para apoyar, ya sea llevando víveres o ayudando con los escombros. 

Nuevamente los mexicanos nos tendemos la mano en el momento de mayor necesidad, respondemos y marcamos en el calendario de nuestra historia nacional al 19 de septiembre como un día de solidaridad y apoyo. 

Sin embargo, por las casi 300 personas que perdieron la vida, debemos de arreglar muchas cosas en nuestro país, desde fomentar una cultura de protección civil más efectiva, hasta leyes estrictas de construcción que no sean vencidas primero por la corrupción de autoridades que permiten violar las licencias de edificación y en especial, destinar el presupuesto a sectores que fomenten el desarrollo económico de todas las regiones del país.

No es de extrañar que las zonas marginadas del estado de Morelos, Puebla y Guerrero sean las más afectadas cuando ocurre un desastre natural. Casas de adobe, nulo ingreso familiar, falta de empleo y abandono gubernamental son la primera desgracia que enfrentan día a día los habitantes de pueblos como el morelense Jojutla o el poblano Izúcar. 

Los recursos que reciben año con año esos municipios son mínimos y no hablo de recursos asistenciales que les resuelva a sus habitantes sus problemas sin mover un dedo, sino a proyectos económicos que favorezcan el desarrollo social con empleos y salarios dignos, con educación y cultura.

Tampoco nos debe de sorprender que muchos edificios de la Ciudad de México hayan colapsado o registren afectaciones. Desde hace muchos años en la capital del país la verdadera desgracia ha sido la corrupción, con mordidas las constructoras edifican pisos extra en estructuras que sólo tienen la capacidad de resistir dos pisos. Urgen autoridades que hagan cumplir la ley, que no den su brazo a torcer ante un soborno y permitan violar los reglamentos de construcción, ya vimos que sí hay consecuencias, más de 150 personas muertas en las estructuras.  

En México tenemos que arreglar muchas cosas, tenemos que poner orden casi en todos los ámbitos, sobre todo en los que se refieren al combate a la corrupción, ya que ahí se esconde el desvío de recursos públicos para el desarrollo económico de los estados, ahí se recargan los malos funcionarios que reciben un fajo de billetes sin saber que están condenando a las personas a morir junto a sus casas.  

El país necesita orden, no merecemos ver que un terremoto nos descubra todos los males que hemos acumulado por gobiernos ineficaces y corruptos. 

El 19, 20, 21 y 22 de septiembre probamos nuevamente que sabemos ser solidarios con nosotros. Mano con mano nos ayudamos, ahora con ese coraje que se mostró en las calles de las ciudades y municipios dañados por el terremoto, nos empujemos a iniciar la reconstrucción de nuestro país. 

Levantarse cuesta pero nos llena de ánimo. No nos quedemos solamente en el esfuerzo de arreglar una vivienda, vayamos más allá. Reconstruyamos México, derrumbemos los cimientos falsos de gobiernos que sólo han sabido robarse nuestro dinero sin importarles las consecuencias que padecemos. Se los debemos a quienes cayeron en los dos 19 de septiembre que ya registra nuestra historia. 

 

#JuntosporMéxico #PoderparaHacer

 @PedroFerriz

 

Ver artículo


Mostrando 1 reacción

Por favor revisa tu email, recibirás un link para activar tu cuenta.
  • Buen día Pedro, hace algún tiempo, mi familia y yo habíamos compartido la idea de que México esta hundido en un mar de delincuencia, corrupción, apatía, y mal gobierno entre otros tantos problemas, pero lo que más nos preocupaba es que no veíamos una ventana por donde pudiera salir todo esto, o entrar la solución. Ahora, con esta tu propuesta, si creo que podemos hacer algo juntos por nuestro amado país, vasta de agacharnos y ver solo por nuestros intereses particulares, debemos trabajar juntos y por supuesto que tienes mi apoyo para lograrlo. Saludos