Exigimos un Verdadero Piso Parejo

En nuestro país existe una confusión lastimosa, se asume que la política debe de practicarse en un partido político. Eso nos han hecho creer porque así nos han obligado a crecer. 

Hemos transitado de un partido único que aglutinaba a todo aquel que quería subsistir en la política mexicana, a un sistema de partidos que hoy viven su peor crisis, la falta de credibilidad.

Todas las encuestas nos muestran que un amplio sector de la población rechaza a los partidos. Éstos, con sus políticos de siempre, se han convertido en santuarios del delito y la impunidad. Ellos solitos se han ganado su fama.

Pero llama la atención que hasta las dependencias del estado mexicano que tienen por esencia ser ciudadanas, no comprendan que rechazamos a los partidos, que no queremos que se nos trate igual y que exigimos tener condiciones óptimas para competir por el poder.

Es alarmante que el Instituto Nacional Electoral haya aprobado lineamientos que prohibían la promoción de políticos con recursos públicos y a la vez haya limitado la libertad de expresión de ciudadanos que buscamos acceder a candidaturas que nos permitan cambiar la forma de hacer política.

El INE buscaba violar el artículo 6º Constitucional al sancionar a todos los ciudadanos que en búsqueda de una candidatura a un puesto público, quisiera utilizar las redes sociales para expresas sus ideas y convocar a un debate nacional.

Ante esa intensión de los consejeros electorales me inconformé, ya que para ellos ser un ciudadano aspirante a una candidatura te igualaba con los precandidatos de los partidos políticos, que por cierto casi todos están en un puesto gubernamental y manejan recursos de nuestros impuestos.

No se ha entendido que los ciudadanos no somos iguales a los políticos. Ellos si deben de ser regulados porque acompañan a su interés de buscar mantenerse en el poder, con millones de pesos del erario que les son otorgados.

En ese aspecto es donde falló el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, no separó la petición ciudadana de usar las redes sociales con la imperiosa necesidad de regular la propaganda gubernamental.

Seguirá siendo una materia pendiente y los recursos de todos los mexicanos serán usados por integrantes del gabinete que buscarán  la candidatura presidencial del PRI; por los gobernadores de Guerrero, Michoacán, Veracruz y hasta el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, quienes dirigirán los presupuestos otorgados por sus congresos para elevar su popularidad y conquistar la codiciada candidatura; los seguirán gastando los dirigentes del PAN y del PRD para promocionarse y querer conquistar el sueño guajiro de encabezar un frente amplio opositor y el líder de MORENA seguirá viviendo de lo que siempre ha vivido, de nuestro dinero para su campaña de más de 18 años.

Y a estos millones que los usarán de los presupuestos ya otorgados, les sumaremos en breve 6,788 millones de pesos que de manera legal los candidatos de partidos políticos podrán gastarse durante los comicios de 2018.

Con la resolución del Tribunal Electoral, los ciudadanos ganamos porque vencimos la intensión del INE de bloquear nuestra legítima aspiración a buscar competir por el poder, pero perdimos porque en su afán de igualarnos con los políticos de siempre se les dio rienda suelta para gastar nuestro dinero en su auto promoción.

No cabe duda que aún falta mucho para enderezar a nuestra democracia. En eso trabajaremos todos los ciudadanos.

 

#JuntosporMéxico #PoderparaHacer

 

@PedroFerriz

 

Ver artículo 

 

 

 

 

 

 

 


Sé el primero en comentar

Por favor revisa tu email, recibirás un link para activar tu cuenta.