Ellos Siempre Ganan

Unidos o separados los políticos de siempre ganan y han ganado. Ya sea saltando de Congreso en Congreso, o en el gabinete presidencial. Si hay suerte, los postulan para robar frente a un gobierno estatal… pero siempre ganan.

Esta clase política está siempre preparada para enfrentar las próximas elecciones del 2018.

Sabemos que 25 senadores dejarán su escaño para buscar un nuevo hueso que les mantenga en el poder, ya sea seis años probando en alguno de los Gobiernos locales que estarán en disputa o tres más, para buscar saltar a la Cámara de Diputados.

Hay casos realmente indignantes como el de Jaime Rodríguez “el Bronco” que con menos de dos años en el Gobierno de Nuevo León ya adelanta que buscará la candidatura a la Presidencia de la República. Miguel Ángel Mancera es otro de los políticos que dejará la Ciudad de México sin resolver casos como las afectaciones por inundaciones y una ola de inseguridad creciente.

La clase política sabe sobrevivir y mantenerse en el poder. No importa si durante sus administraciones los envolvió el escándalo de la corrupción. Saben adaptarse. 

Ya “amenaza” el regreso de Marcelo Ebrard para apoyar la candidatura eterna de Andrés Manuel López Obrador. Esperemos que antes de cualquier acto proselitista, el ex Jefe de Gobierno capitalino informe entorno a la recursos utilizados en la Línea 12 del metro y lo que pensamos son costosas irregularidades.

Durante los próximos días veremos también un movimiento muy característico entre los políticos, que se repite cada tres años. En el gabinete de Enrique Peña Nieto se soltarán rumores de que José Antonio Meade se irá de la Secretaría de Hacienda o que Miguel Ángel Osorio Chong dejará la Secretaría de Gobernación.

Lo cierto es que la Constitución, en su artículo 82, indica que para aspirar a la Presidencia de la República deben separarse de sus cargos como Secretarios de Estado o Gobernadores, seis meses antes del día de la elección. A este lapso se le debe sumar los requisitos internos de los partidos, que en algunos casos inician tres meses antes de la limitante constitucional.

Pero no importa la organización interna en los partidos políticos, los de siempre seguirán aferrados en el poder y como en la democracia, el que tenga aunque sea un voto más que el contrincante, gana. Apuestan a su corporativismo y al cobro de favores que le hicieron a líderes cuando ostentaban el poder.

Nada cambia en México. Ellos ya saben el camino. Para los políticos las elecciones son sólo un momento de reacomodo.

Mientras tanto, México sigue mostrando las mismas carencias de pobreza, injusticia, falta de desarrollo y una desesperanza asfixiante.

Esto no lo ven los partidos ni sus candidatos de siempre. Ellos ven el poder sin compartir. Eso no puede seguir así... a menos que qué tu lo quieras.

Es fundamental pasar a una ciudadanía que demande resultados  a los gobernantes. Antes de pensar en saltar a otro puesto hay que rendir informes reales, no promocionales engañosos. Y si los resultados son negativos, castigarlos en las urnas y no volver a verlos… ¡jamás!

La democracia sirve para elegir a nuestros gobernantes. En 10 meses los mexicanos iremos a las urnas para eso. Para elegir al Presidente de la República, quien será el que encabece el camino del país durante los próximo seis años. Pensemos bien nuestro voto. Recordemos a los que han dañado a México. No tropecemos con la misma piedra. La Revolución del Intelecto ha iniciado

Es tiempo de recuperar a México.

 

#JuntosporMéxico

#PoderparaHacer

 

@PedroFerriz

 

Ver artículo 


Mostrando 1 reacción

Por favor revisa tu email, recibirás un link para activar tu cuenta.
  • Veamos cómo organizar a la sociedad, sepamos entender conocer y exigir cuáles son las funciones de gobierno. Exijamos que cumplan con su cometido, el poder judicial para impartir justicia, el legislativo para realizar las leyes y el ejecutivo para ejecutarlas. Que los tres niveles de gobierno Municipal, Estatal, y Federal cumplan con sus responsabilidades. Busquemos el logro de un gobierno capaz, eficaz, honrado y responsable. Entendamos por ejemplo que los legisladores no llegaron para quedarse sino para temporalmente colaborar en la construcción de las leyes, que no son asalariados, que dejaron temporalmente sus empleos y negocios, y que mientras estén en las cámaras recibirán una “DIETA” no un salario que servirá para sus viáticos de permanencia y transporte en la ciudad de México pero no para vivir del presupuesto. Que los partidos no están para servirse y ponerse de acuerdo en sus intereses sino en los intereses de sus representados que es el pueblo. Que los partidos debiesen de vivir de lo que voluntariamente les proporcionan sus propios miembros y que mientras así no suceda son simples lacayos del poder de quién reciben cuantiosos montos, volviéndose la política un verdadero negocio mientras hay 54 millones de Mexicanos en pobreza. Estamos en la feria de la política electoral así como cuando llega la época de navidad y de alguna forma se benefician de su comercialización, así está la política en que todos los que están envueltos reciben su tajada, 7 mil millones para partidos políticos, 15 mil millones o más para que el INE organice unas elecciones probas, y unos quince mil millones más que están alrededor de este gran evento. López Obrador ha sido un superbeneficiado de ello como perdedor, y sueña porque nada mas es sueño que se beneficie ahora de llegar al poder. Sabe que aunque pierda ha superganado simplemente alebrestando a la gente, saliéndose de la norma, y actuando con autoritarismo con partidos políticos como es el caso de ignorar a sus propias banderas como el PRD o a su amigazo como quizás siga siendo Monreal. No perdamos el piso los gobiernos no se componen de amigos sino de gente responsable y consciente que debe trabajar por México sujetándose a la norma para realizarlo correctamente. Claro que hay políticos que pueden trabajar por México pero con hechos deben demostrar que eso desean y hacen. Muchas son las explicaciones por las cuales un sólo partido duró tanto tiempo en el poder, después se le pudo vencer y hasta en dos ocasiones, desafortunadamente no se logró limpiar la casa, gran parte del sistema vivió en bajo perfil en los regímenes panistas, obstaculizando las reformas que hacían falta y que cuando regresó el priismo se hicieron fortaleciéndose toda esta mafia fuertemente en toda la República, no sin un sinfín de chuecuras de toda índole, entre otras de tener amansados a todos mediante la lana que es lo que siempre ha sido más fácil desde tiempos de Obregón y que los demás partidos han aprendido también a hacer corrompiéndose . Y ahora qué es lo que viene? La maquinaria Priista como lo atestiguamos en el Estado de México, la campaña de Morena que a todo el que se acerque le brinda pingues beneficios, y por último la nueva fórmula comercial que pareciera hacia afuera ser exitosa la del frente común de Pan, Prd, y Movimiento ciudadano, aunque en lo interno las patadas se pondrán a todo vapor, y en que protagonistas como Zavala y Anaya difícilmente se puedan aglutinar con serios descalabros. Frente a estas maquinarias están los candidatos independientes como Ferriz y a quien solía escucharlo en el radio, a que resbalando perdió preponderancia, quien por otro lado logró juntar las firmas para eliminar plurinominales, que finalmente no se pudo, y tampoco lo ha podido hacer Peña Nieto aún cuando fue una de sus promesas. Quiero terminar este macrocomentario en decirle a Pedro que no hay una sola persona que tenga sólo palomitas por sus obras, sino que también tiene taches, y que de lo que se trata es de reparar los taches y lograr obras que retengan y aumenten las palomitas, y que en la medida en que se tenga éxito se estará entre fuego amigo y enemigo, que no le quepa duda. A trabajar poniendo todas las virtudes, habilidades, capacidades, argumentaciones, estrategias de aglutinamiento, de conciliación de tal modo que deje claro con qué reglas sí y con cuáles no está dispuesto a jugar, y que al obrar dé ese modo lo lógico sería tener más sumas que restas, rodeándose por otra parte no de amigos sino de colaboradores capaces, honrados, responsables así como de organizaciones afínes que trabajen por el bien de todos. Finalmente si queremos que a México le vaya bien, necesitamos de todos, uniéndose y jugando con las reglas claras y eficaces en las que todos confiemos para seguirlas y resulten para el bien de todos. Llevemos de aquí en adelante un calendario exigente en el que podamos saber que cada día que pase tenemos un seguidor más, y no veamos hacia atrás sino adelante hasta llegar a la meta. Saquemos partido de toda crítica por mordaz que sea, haciéndole una disección y proponiendo una respuesta reacción que la esterilize. Sepamos colgarnos de propuestas que no son patentes políticas, sino ideas que vayan en consonancia con las políticas que perseguimos, queremos y deseamos. Pensemos en Pedro y en las banderas que se me ocurre sigue: Libertad, Respeto, Responsabilidad, Justicia, Seguridad, Educación, Salud, Empleo, Deporte, Cultura disponible para todo el mundo. Politicas económicas internas y externas que promuevan el crecimiento económico y el desarrollo de las comunidades nacionales e internacionales. Políticas sobre la protección de los Recursos humanos y naturales. Políticas de colaboración con la comunidad internacional en la promoción del desarrollo, la paz, la buena vecindad, y estrechamiento de nuestras relaciones con los países Latinos. Por supuesto que estos troncos se pueden ramificar hasta la hojita mas pequeñita. Muchos son los actores e instituciones involucradas, la misma sociedad completa. Pensemos en la responsabilidad, no se salva nadie de atenderla y obrar en consecuencia. Si hablamos de desaparecidos: Justicia, Legislativo, Ejecutivo, Niveles de Gobierno, e instancias relacionadas con éste fenómeno. La tecnología nos ayuda en el conocimiento modular de nuestro país en base a un conjunto de redes y bases de datos tantas como aspectos esenciales sean necesarios conocer y que de manera modular pueden ser alimentadas por ejemplo desde cada municipio.El paraguas de estas redes y bases de datos sería la unidad de planeación y programación ejecutiva del gobierno, sujetando todas las políticas de desarrollo y crecimiento a esta entidad en que la permanencia de sus miembros sería por el tiempo que fuesen capaces de llevarla a cabo con una relación estrecha con el resto de las instituciones. En cierto modo es lo que hace la Secretaría de hacienda. Sería algo más amplio. Estas serían las banderas, y aspectos esenciales en que cada vez que se presente Pedro se repitan hasta el cansancio como si al verlo las tuviese todas marcadas en su cuerpo y que cuando alguien haga alguna pregunta se le pueda encuadrar en alguna de estas ramas para que al responder se logre eficacia, certeza, capacidad en la atención y solución de problemas desde luego de forma general, pero que de inicio busque dejar satisfecha a la persona que la hizo. Sirvan mis comentarios como una idea más de un ciudadano que desde luego cree en sus instituciones si bien la responsabilidad de que funcionen bien recae finalmente enla participación activa de toda la sociedad.